21 de marzo de 2010

"APADRINAMIENTO LECTOR".


El APADRINAMIENTO LECTOR es una experiencia sencilla puesta en marcha para el fomento de la lectura, pero que conlleva otros aprendizajes significativos tanto o más importantes que los pretendidos inicialmente, a partir de las emociones que surgen de la cooperación entre grandes y pequeños. Y es que con esta actividad se crean unos lazos afectivos que a ninguno de los protagonistas nos va a dejar indiferente.

Llamamos padrinos y madrinas a los niños y las niñas de un curso de primaria que voluntariamente leen cuentos, una vez a la semana, a niños y niñas de educación infantil.

A comienzos de curso emparejamos todas las clases del colegio, de tal forma que cada clase de infantil y primer ciclo de primaria sea "apadrinada" por otra clase de niños de Primaria. Una vez emparejados, los tutores/as respectivos mantenemos una serie de reuniones para planificar cómo vamos a organizar el trabajo, cuántas veces nos vamos a reunir, qué día de la semana, y emparejamos a cada niño/a con su padrino o madrina, teniendo en cuenta algunas características personales, tanto de los ahijados y las ahijadas como de los padrinos y las madrinas, para evitar posibles conflictos.

Normalmente hacemos una primera sesión de "presentación", para que los niños/as se conozcan. Este año, por ejemplo, en esta presentación los maestros/as hemos sido "cuentacuentos", mostrando a sí un modelo a los niños mayores de cómo han de contar historias a los más pequeños.

Y... ¿cómo lo hacemos? Pués, en nuestro caso concreto (alumnos de 3 años, apadrinados por niños/as de 4º de primaria), nos reunimos los viernes en alguna de nuestras aulas, o en el patio, cuando llega el buen tiempo. Los maestros estamos presentes en el aula mientras dura la actividad para cualquier ayuda que necesiten los padrinos y las madrinas, aunque hay que reconocer que éstos son verdaderamente autónomos y responsables en su trabajo con los más pequeños. Y se que están tan pendientes del trabajo, que ¡casi simpre hay que recordarles que es hora de terminar!

Pero no solo se trabajan con esta actividad aspectos relacionados con la lectura.... y es que también se fomenta en los pequeños una relación de afecto hacia los mayores (y viceversa) que hace que ahora no sólo nos veamos los viernes, ya que se aprovechan todas las ocasiones que nos brinda la escuela a lo largo del curso para afianzar los vínculos afectivos. Por ejemplo, desayunamos juntos el Día de Andalucía, nos hacemos regalos en navidad, preparamos alguna actividad conjunta para el día de la Paz, etc... y en todas estas actividades, lo mejor es ver a estos niños y niñas muy orgullosos y pendientes de lo que hacen sus respectivos padrinos y ahijados.




JOSÉ CARLOS (infantil 3 años)

No hay comentarios: