3 de junio de 2012

ESA GIGANTESCA PEQUEÑA COSA


Lo pequeño a veces es enorme, puede que esté justo a nuestro lado y ni siquiera seamos capaces de adivinarlo, de encontrarlo. Otras nos esforzamos en buscarlo y no somos conscientes de que lo tenemos justo en frente de nosotros, que estamos rodeados de esa o esas  cosas tan pequeñas pero a la vez gigantescas.

QuizáS, si nos detenemos un poquito en este mundo de prisas y velocidad en el que vivimos, podamos encontrarla. 


Puede que esta gigantesca pequeña cosa esté más cerca de nosotros de lo que creamos. Tal vez este libro nos ayude, cuando terminemos de pasar sus páginas, a encontrarla con más facilidad. Y es que Beatrice Alemagna la autora de “Esa gigantesca pequeña cosa” como si se tratara de una película de suspense, no nos desvelará hasta el final del libro qué es esa pequeña pero gigantesca cosa que una niña busca incansablemente. 


Pero qué es esta pequeña cosa, dónde se esconde. ¿En los brazos de una madre?  ¿En los olores? ¿En las miradas de los otros? ¿En un sencillo atardecer? ¿ En un tierno abrazo o un juego infantil?

Algo invisible, precioso y fugaz que se cuela en la vida de la gente que para unos puede estar en una calurosa tarde de verano frente al mar pero para otros en un día nublado y lluvioso.  Es al mismo tiempo muchas cosas y  ninguna, pero diferente para  cada cual. Hemos encontrado personas que la encuentran en un copo de nieve que se derrite en la lengua y otros le tienen tanto miedo que construyen paredes para que no se cuele en sus vidas. Otros la encuentran en lo material y diáfano pero en estas ocasiones se desvanece muy fácilmente. A veces no llega como nosotros esperamos…… Pero si como dijimos al principio, nos detentemos quizá esta hermosa y gigantesca pero pequeña cosa esté más cerca de lo que nunca hubiéramos pensado y deje de ser tan invisible.


Poesía es lo que Beatrice Alemagna nos trae en esta hermoso cuento  que nos permite reflexionar sobre la felicidad  y  sobre lo cerca que en muchas ocasiones está de nosotros pero que en ocasiones  nos empeñamos en no querer ver. Un libro especialmente tierno que nos describe momentos cargados de ese sentimiento tan buscado y ansiado por muchos  y que se adivina ya  con  las frases justas y sencillas en  compañía de una preciosas ilustraciones que combinan diferentes técnicas con las que la autora enfatiza momentos sencillos y cotidianos pero cargados de magia.


Y vosotros…. ¿Sabríais decirnos donde se encuentra esa gigantesca pequeña cosa?

Publicado por Editorial Sm

LUIS

3 comentarios:

La Gallina Pintadita dijo...

Uhhhmmm!! Felicidad, esto me ha recordado u libro de la felicidad que comencé a escribir en una época un poco depresiva, para reconocer y valorar esas pequeñas cosas que me hacían felices.
Gracias por la recomendación del cuento y por hacerme recordar.
Un beso a todo el equipo

TachiTenderete dijo...

Que buena pinta, ralentizando y saboreando cada momento...creo que lo magico, sin haberlo leido y sin saber que sorpresa esconde al final, es que cada uno encuentra esa cosa gigantesca que le ronronea...Gracias por la propuesta!

almabril dijo...

Mi pequeña gran cosa es estar en casa con mis niñas y no tener que dejarlas en una guarde ni con nadie. Simplemente no tener que dejarlas y poder beberme su infancia así de un trago,noches,mañanas y tardes,dando cariño y recibiendo lo mejor del mundo. Precioso blog!!!!!!!!por aquí estaré cuando me lo permitan!