12 de febrero de 2012

ADIÓS MANOPLAS.


Crecer tienes sus ventajas, pero también sus inconvenientes, como por ejemplo las cosas que perdemos o dejamos atrás, algunas veces sin querer y otras de forma intencionada. Crecer implica buscar nuevos objetivos a alcanzar, nuevas metas, nuevos amigos y eso implica a veces tener que abandonar las cosas que piensas que te impidirían alcanzarlas... aunque luego te des cuenta que no hacía falta abandonarlas y ya sea tarde para recuperarlas.

Esta podría ser la esencia de esta tierna historia, la de un niño que al crecer se da cuenta que necesita tener nuevos amigos y ésto le llevará a querer abandonar a su fiel mascota, Manoplas, un conejo al que ahora cree tonto y bobo y que ya no le sirve para nada. Decide entonces adentrarse en el bosque a emprender su misión, pero obviamente ésta no será fácil... no se puede abandonar a un amigo así por que sí, sin más. En su periplo por el bosque conocerá a una niña que le hará comprender su tremendo error.


Desde el comienzo del álbum el pequeño conejo nos inspirará una gran ternura, por su expresividad y candidez y por el final que se le avecina. Pero el lector no ha de preocuparse, pese al peor de finales que parece llegar en un momento del libro. Afortunadamente, el niño se dará cuenta que crecer no ha de significar perder a tu mejor y fiel amigo y apostará al final por no traicionarlo.


Este libro nos ayudará a reflexionar con los niños y niñas sobre lo que significa tener una mascota en casa, las responsabilidades que conlleva su cuidado, a tomar responsabilidades y no confundir a los animales con un simple juguete que luego podemos abandonar a nuestro antojo cuando ya no lo queramos. En definitiva, un buen libro para enseñar grandes valores a los más pequeños.

Benjamin Chaud es un joven ilustrador francés del que ya hemos hablado en este blog, ya que es el creador del personaje Pomelo, cuyos libros ha publicado, como éste que reseñamos hoy, la editorial Kókinos en España. En este libro, Adiós Manoplas, es autor también del texto.

JOSÉ CARLOS.

4 comentarios:

Locura de lectura dijo...

Justo lo tuve en mis manos el pasado viernes cuando fuimos a la biblioteca. Muy bonito

Chuss dijo...

tiene un pinta estupenda... intentare localizarlo..... gracias...

Psi Rosanna dijo...

Muchisimas gracias por este blog, es un placer, intentaré buscar este libro y otros, pero es mucho más fácil con vuestra reseña...

Rafael dijo...

Los pajes se lo han traído a mi hija de 5 años estas Navidades (2012-13). Lo descubrió en la bibilioteca y siempre que vamos hay que cogerlo. Vamos, que a ella le encanta, y a mí también. Me parece brillante, pues narra en primera persona y desde la perspectiva de un niño, todo lo que le pasa por la cabeza, y lo hace con un acierto y gracia extraordinarios.