11 de septiembre de 2015

TE QUIERO (CASI SIEMPRE).


¡Ay, el amor! Qué incontrolado es ese sentimiento universal que puede hacer tambalearse hasta el más fuerte y que hace que nos sintamos irremediablemente atraídos por una persona con la que sentimos afinidad, aunque a priori sea totalmente diferente a nosotros.

El amor es a veces dulce, apaciguado, tranquilo, aunque otras veces es incomprensible, incontrolado, tormentoso. Dependiendo del momento anímico en el que nos encontremos, saca lo mejor o lo peor de nosotros y, por supuesto, también de la otra persona, haciendo que lo que hoy nos gusta de él o ella, en otro momento no nos agrade tanto y hasta nos llege a sacar de quicio. El problema viene entonces ¿es lícito intentar cambiar lo que no nos gusta del otro para sentirnos mejor? ¿debemos cambiar nosotros nuestra forma de se, nuestros gustos y manías por hacer felices a los demás? ¿o quizás deban ser ambos, que sea la pareja la que ceda en ocasiones de forma igualitaria para intentar que el otro se sienta mejor?.... Difícil cuestión ¿verdad?


Sobre estas cuestiones, sobre el por qué a veces lo que hoy nos gusta del otro, mañana nos molesta, reflexiona el siguiente álbum: "Te quiero (casi siempre)". Los protagonistas son Lolo y Rita, un bicho bola y una luciérnaga que a priori son dos insectos totalmente diferentes. Él es fuerte y resistente, práctico, con los pies en el suelo y le gusta tenerlo todo controlado. Ella, sin embargo, es ligera y delicada, imaginativa, brillante y le encanta improvisar. Pero justo por esas diferencias es por lo que se gustan.


El problema llega cuando de repente un día Rita nota que el traje de Lolo es damasiado duro y Lolo, que Rita brilla demasiado. Eso y otras cosas que antes le gustaban al uno del otro ahora las detestan y por eso se molestan.

¿Qué pueden hacer ahora? ¿debe cambiar Lolo su forma de actuar y dejar de ser independiente y misterioso? ¿o será mejor que Rita deje de ser menos espontánea y sincera? Nuestros amigos se hallan en una tesitura que, afortunadamente, al final sabrán arreglar, poniendo un poco de empeño y comprensión, tanto uno como otro.


El nuevo libro de Anna LLenas, autora del conocido "El monstruo de colores", nos sorprende con un álbum en el que vuelve a acercarnos al mundo de las emociones, en este caso, el amor. Con un texto algo más poético y metafórico que el anterior, en "Te quiero (casi siempre)" la autora invita a niños y mayores, como ella mismo ha dicho, "a la comprensión de aquello que nos hace diferentes, mostrando el mágico efecto de los polos opuestos".

Al encanto poético del texto se unen sus fantásticas ilustraciones, en las que fiel a su estilo, Anna Llenas vuelve a mezclar el dibujo con el collage, utilizando como principal material papel y cartón, recortado y coloreado. Unas ilustraciones muy expresivas, cargadas de detalles, que harán las delicias de los más pequeños, sin duda alguna.


Editado por Espasa.

JOSÉ CARLOS.

2 comentarios:

Emeele beme dijo...

Nosotros lo tenemos, es muy recomendable para adultos por el texto ,y para los niños tambien por supuesto pero un adulto se puede ver reflejado facilmente de forma bonita y clara.Muy recomendable.

rossy dijo...

Lo he podido leer para reseñar, y la verdad es que es un precioso álbum ilustrado con un gran mensaje.