17 de septiembre de 2014

FEROZ, EL LOBO.


De todos es sabido que a veces, ni los buenos son tan buenos, ni los malos son tan malos. El problema surge cuando la mala fama te precede, porque... ¡quién va a creer que eres bueno si eres un lobo y además tu nombre es Feroz!

Esto es lo que le ocurre al protagonista de esta hilarante historia, "Feroz, el lobo", un animal que está tan ocupado que no tiene ni tiempo para aullar a la luna, como suelen hacer todos los lobos en el bosque. 


Feroz está hambriento y necesita encontrar a Caperucita. En su recorrido se cruzará con distintos personajes que, muy a su pesar, desconfiarán de él y por supuesto, no le dirán ni una palabra de dónde se encuentra la niña... ¿confiarías vosotros en eĺ?

Pero este lobo es muy persistente y al final localizará a Caperucita Roja cogiendo flores en el campo... ¿Cuál será su reacción? No os lo podemos desvelar, pero sin duda alguna ¡os sorprenderá el final de esta historia!


Margarita del Mazo hace un guiño en este álbum a los cuentos tradicionales en esta divertida trama en la que aparecen los personajes más habituales de los cuentos clásicos más conocidos, como los tres Cerditos, Pinocho y, por supuesto, la abuela de Caperucita, que defenderá a la niña con uñas y dientes. Ya sabéis cómo son las abuelas para eso...

La autora confiesa haber escrito esta historia “para reconciliarse con los personajes del cuento”, puesto que no le gustaba nada, y menos cuando su madre añadía la coletilla: “¡Eso le ocurrió a Caperucita por no obedecer a su mamá!” (fuente: Oqo).


La ilustradora Leire Salaberria, con un trabajo sorprendente que nos ha encantado, nos invita a seguir en imágenes, un tanto surrealistas por cierto, las peripecias del lobo protagonista, al que nos presenta con rasgos humanizados, dándole así un vuelco a la historia clásica de Perrault. Un lobo moderno, que se peina y viste a la última moda. 


Además, la ilustradora nos parece invitar a jugar en cada página del libro, ya que, aunque no se nombran en el texto, podremos  buscar y encontrar a otros personajes de los cuentos clásicos, que aparecen semi escondidos en lugares muy viaripintos, como los cuadros o ventanas de las casas. Los niños, sin duda, se lo pasarán en grande ojeando las páginas del álbum.


La ilustradora recibió la mención de honor por las ilustraciones de esta obra durante la Feria del libro de los Emiratos Árabes 2014: Sharjah Internacional Book Fair.

Editorial: Oqo.

JOSÉ CARLOS.