25 de febrero de 2014

UN MONSTRUO.


Hay veces que pensamos que las cosas pueden ser diferentes; intentamos creer que pueden ser normales y a veces nos empeñamos en que sean de otra manera, pero no es tan fácil, porque al final a todos nos sale lo que llevamos guardado dentro. Eso que nos hace ser como somos, ni mas ni menos...

Por ejemplo, cuando eres un monstruo, pues eres un monstruo y simplemente lo tienéis que asumir, los demás y tú. Y aunque intentes disimularlo, al final te vas a acabar comportando como un monstruo. La siguiente cuestión, ahora sí más discutible, es qué tipo de monstruo quieres ser, uno bueno o uno malo; pero independientemente del que elijas ser, no lo olvides, segirás siendo un monstruo y harás cosas de monstruo (por cierto, si eres un monstruo y estás leyendo ésto, no te preocupes que tampoco es tan malo serlo; tiene sus inconvenientes, pero también muchas ventajas).

Y esto es precisamente lo que intenta contarnos Pep Bruno en esta historia narrada en primera persona por un niño que un día verá como, después de nueve meses de espera, sus vecinos traerán un pequeño monstruo a casa. Al principio este monstruo es tan dulce que parece un osito de peluche, pero pronto se hará cada vez más y más grande y comenzará a comportase de una forma extraña.


Y claro está, como ya os decíamos, si eres un monstruo al final terminas haciendo cosas de monstruos, como por ejemplo comerte a la gente. Y eso será lo que precisamente empezará a hacer el protagonista de nuestra historia, que con su carita de bueno nos hará dudar si nos mira con cara triste o sin embargo se está relamiendo... 


Esta sencilla y divertida historia acaba con un intrigante final ¿se comerá  el monstruo a su vecino? puede que sí... o puede que no.... Él tendrá que elegir, ser monstruo bueno o monstruo malo..... 

Tal y como ha expresado el propio autor, Pep Bruno, "las ilustraciones que acompañan al texto, obra de Leire Salaberria, han hecho grande este libro, y sobre todo han sido capaces de regalarnos un monstruo difícil de olvidar, ambiguo, elocuente, brutal". Una ilustraciones cargadas de detalles, que en una segunda lectura os harán ver que ya desde el principio de la historia, este monstruo tenía mucha hambre.


Como valor añadido, una cuidada edición a cargo de Alba Editorial, que han conseguido un álbum muy atractivo en el formato y diseño definitivo, que junto a la divertida historia, hará sin duda las delicias de los más pequeños.

Muchas gracias Pep por regalarnos este monstruo tan especial.

JOSÉ CARLOS.

3 comentarios:

laedaddelkojak de andres herrero dijo...

Aunque no nos conozacis pues por edad no podemos acceder a internet todo el tiempo que quisieramos estais nominados. Gracias laedaddelkojak@blogspot.com. Sois muy buenos Espero que no os haya molestado

soñando cuentos dijo...

Gracias a vosotros!

Pep Bruno dijo...

Muchas gracias, una vez más, por traer a vuestro blog con tanto mimo, a un cuento que ha sido algo parte de mis sueños.
Y muchas gracias por esta mirada tan interesante, que suma al libro
Abrazos y abrazos