8 de septiembre de 2011

NUESTRA NIÑA YA TIENE NOMBRE...

Ya sabéis amigos, que esta niña que nos acompaña desde hace tiempo sentada en la luna no tenía nombre y os propusimos buscarle uno... un nombre que la identificara y que nos ayudara a contar su historia... una historia que estamos soñando y de la que hoy queremos adelantaros algo...

Todo sucedió una noche cualquiera, la noche en la que la luna dejó de crecer y no volvió a ponerse como un queso de bola. Los astrónomos no encontraban la respuesta...


Fue entonces cuando descubrieron a la niña allí sentada. Al preguntarle, ella contestó: "Me llamo Catalina y me gusta soñar cuentos, para luego contárselos a la luna"...


Desde ese día se la conoce como "Catalina, la niña que cuenta cuentos a la luna".

Continuará......

PD: gracias Ro.

7 comentarios:

klimtbalan dijo...

Claro, si ya lo dice la canción "al sol le llaman Lorenzo y a la luna Catalina, cuando se acuesta Lorenzo se levanta Catalina".
No hay que darle vueltas, jaja
Es muy bonito.

Yumico K. Véliz dijo...

sólo que a nosotros nos falta que nos expliquen por qué Catalina, ¿Si es por la cancioncita? (Yo me llamo Katiuzka que en ruso es Catalina),

Maruja dijo...

Hola, me gusta ese nombre y no sobría decir porqué. Buen fin de semana. Saludos

Judith Bascones Lejter dijo...

Que lindo. Un bello nombre para el blog.

Gabi dijo...

Muy bonito :P

Visita mi blog:

http://mimundodesdeabajo.blogspot.com/

pepines dijo...

¡Claro, cómo se iba a llamar si no! Y ahora además ya sabemos por qué la luna tiene esa fama de mentirosa.

Abedul dijo...

Teneis un blog "delicioso" !!!!
en mis tiempos de trabajo en Escuelas infantiles...alla, por los años 60 y.......cuando no teniamos esta herramienta "mágica" de Internetnos propusimos que todos los centros , guarderias y espacios similares descubriensen que la pedagogia activa se imponia para hacer niños felices, creativos
y seguros de si mismo en su crecer día a día , trimestre a trimestre..
Fue una de las vivencias mas rica
de mi curriculum!!!!!
Gracias por poder recordar con vosotros un trabajo que me apasionó
y sigo con interes. Un abrazo inmenso de Begoña