10 de mayo de 2011

LEYENDO JUNTOS.


Hay momentos dentro de esta profesión que nos llenan de emoción al observar la relación que los alumnos de los últimos cursos establecen con los más pequeños. Si ésta es a través de la literatura, la emoción quizá es aún mayor. Ver sus caras y su implicación en esta aventura, ese momento, no tiene precio.

Ana Galindo tutora de Sexto curso en el colegio Virgen de la Cabeza en Motril y sus alumnos /as realizan junto a nosotros, los alumnos de 3 años de la E.E.I Rio Ebro, una experiencia de animación a la lectura: Apadrinamiento Lector, “Leyendo Juntos”.

El apadrinamiento lector es un proyecto de animación a la lectura experimentado ya en algunos centros de Andalucía y que ya comentamos en nuestro blog.


Pulsa sobre la imagen para leer la experiencia en nuestro colegio 
el CEIP Miguel Hernández en Brenes (Sevilla).

Es una actividad incardinada en el currículo de todos los niveles y con carácter transversal. Consiste en que alumnos de cursos superiores se constituyan en padrinos/madrinas de alumnos de cursos inferiores, para compartir momentos de lectura. Así los padrinos tendrán la oportunidad de leer cuentos e historias de forma elaborada

Con esta actividad, se pretende principalmente la mejora de los diversos contenidos de lectura, pero además contribuirá al desarrollo de las relaciones sociales y afectivas entre los alumnos y alumnas del centro y el acercamiento entre niños y niñas de diferentes edades.

Entre otros, los objetivos que se pretenden son:

- Favorecer la práctica de la lectura expresiva y comprensiva.
- Incentivar la motivación hacia adaptándose al nivel del oyente.
- Conocer la organización de una biblioteca.
- Potenciar las relaciones interpersonales, reconociendo a los alumnos más pequeños como sus iguales en el centro.
- Desarrollar la capacidad de escucha activa.
-Mejorar la atención y la comprensión.
-Incentivar el respeto hacia los libros.
-Sentir interés por la narración, identificando personajes y situaciones.
-Potenciar la observación y discriminación de signos gráficos.
-etc.…

Los padrinos y madrinas de estos pequeños y pequeñas están tan emocionados con la experiencia que ya han dejado sus impresiones en sus blogs individuales. Os animamos a conocerlas, entrando en el SEXTO NIVEL.


Gracias a Ana Galindo y a los magníficos padrinos y madrinas. Será difícil que estos pequeños y pequeñas  olviden esta experiencia.


LUIS

8 comentarios:

Lectora dijo...

Nosotras vamos a disfrutarlo en vivo y en directo ;)

Julia García dijo...

¡¡SoMos PaDriNoS!!
Hoy hemos tenido un maravilloso día en clase. Ayer, nuestra maestra nos dijo que íbamos a ser padrinos de los niños de Infantil de tres años, para contarles cuentos, y también, tener un nuevo amigo.

Hoy, todos los niños de la clase hemos traído un libro para leérselo a nuestro ahijado. Ha sido una experiencia muy bonita, ya que puedes hablar y jugar con ellos, ayudarles...

Yo he tenido mala suerte, ya que mi ahijada no ha venido a clase, pero he compartido la ahijada de Lourdes, una amiga de la que ya he hablado en este blog, y que ha sido muy buena dejando que la compartiéramos. La niña se llamaba Alejandra, y le hemos leído dos cuentos: Lourdes le ha leído Pocoyo, y yo, Pinocho. Se lo ha pasado muy bien con nosotras, aunque al principio era un poco tímida. Alejandra era rubia, con el pelo corto, y ojos claros. Era una niña muy lista y divertida, y me ha gustado mucho tener una amiga como ella.
Espero con entusiasmo el próximo
día que vayamos a contarle un cuento a nuestros ahijados, y conocer a la mía. Seguro que llegaremos a ser grandes amigas.

María Pérez dijo...

RAÚL Y YO.
Hoy a segunda hora de clase,hemos estado con los niños de Infantil de 3 Años. Al principio estaba algo nerviosa, era la primera vez que hacíamos una actividad de ese tipo.
La maestra, para que no hubiera líos de niños, ha decidido que el número primero de la lista con el primero de la lista de los niños pequeños, irían juntos.
A mí me ha tocado un niño llamado Raúl que es un niño muy atento. Le gustan mucho los libros, es muy gracioso, con el pelo moreno. Le encanta hablar, porque desde el primer momento que nos hemos visto hemos empezado a charlar y hasta que nos hemos tenido que ir no hemos parado.
Le he hecho algunas preguntas como:cual es su color favorito, si le gusta la navidad y muchas cosas más.
Le he leído un libro que se llama “Un regalo para Piglet” y ha estado muy atento mientras lo leía, e incluso me preguntaba algunas cosas.
Es un niño que por lo que he visto se relaciona estupendamente con todos los demás.
Juntos vamos a leer muchos cuentos y nos lo vamos a pasar muy bien.
Esta experiencia es única y eso me gusta.
Me encantan los niños pequeños y sobre todo Raúl porque además se parece mucho a mí.

Manuel dijo...

Ayer fue un día especial ... ¡ Nuestra maestra nos dijo que íbamos a ser padrinos de unos niños de 3 años ! Cada niño de nuestra clase cogió a un niño y le leería cuentos los viernes hasta fin de curso .

Yo apadriné a un niño llamado Daniel ; lo compartí con Iván ya que su ahijado faltó a clase . Daniel era algo alto para su edad , también era muy bueno ya que no molestó en absoluto y escucho los cuentos tranquílamente , como si él los estuviera leyendo , era algo tímido , ya que no nos dijo su nombre hasta un tiempo después de estar leyéndole .

Al final le cogí tanto cariño a Daniel que me dió pena dejarlo en su clase , después pensé que el viernes siguiente podría volver a verlo , y es que los niños tan pequeños son muy bonitos .

Paula Jiménez dijo...

Estos días hemos disfrutado de una gran experiencia.... ¡hemos tenido un ahijado lector!
Ayer la maestra nos dio la gran noticia de que íbamos a ser padrinos lectores de unos niños y niñas pequeños de tan solo tres añitos. Todos estábamos entusiasmados y esperábamos con ansia que llegara la hora. Además, teníamos que llevar un libro que nos gustaba leer cuando éramos pequeños.
Por la mañana, todos esperábamos en la fila de entrada con nuestros libros en la mano. Llegó la hora, ¡ya eran las diez!. Bajamos por las escaleras rápidamente y entramos por la puerta... ¡eran tan cuquis! Entonces, nos sentamos a su alrededor y nos imaginábamos cuál podría ser nuestro futuro ahijado. El maestro empezó a dictar la lista de clase: el número uno de nuestra clase con el número uno de su clase, …
En aquel momento dijo mi número y se levantó una niña que se llamaba Claudia y yo levanté. La niña era pequeña y muy tímida, con una vocecilla aguda y suave. Tenía el pelo de color castaño como las hojas que se caen de los árboles en otoño y los ojos marrones y grandes como luceros. Sus labios eran finos y rosas como la flor del cerezo . Y unas pestañas negras y muy, muy largas.
Después, fuimos al patio donde nos presentamos a nuestro ahijado y nos preguntábamos de todo lo que se nos ocurría. Aunque fuera pequeña, Claudia siempre me respondía a todo con una sonrisa. Decía que su cuento favorito era “La Bella y la Bestia” y que lo había leído muchas veces en su casa. Además, yo le empecé a leer uno de los libros que más veces he leído: EL MISTERIO DE LA PIEDRA MÁGICA. Aunque no llegué a terminar de leerle ese libro, porque le iba explicando cada página, le prometí que el próximo día que la viera se lo terminaría de leer.
Cuando íbamos hacia su clase, Claudia iba cogida de mi mano, saltando y diciéndome cosas sobre ella. Cuando entramos por la puerta se sentó con sus compañeros en el suelo y yo me acerqué a ella para decirle adiós. Además le dije que la vería otro día y seguiría contándole cuentos, a lo que ella me contesto con un sí y una sonrisa.

¡ Espero que llegue la hora !

Iván Guerra dijo...

Hoy hemos ido a la clase del maestro Luis a apadrinar un niño de infantil del colegio Río Ebro para leerle cuentos y estar con él en el 3º trimestre. El niño con el que voy a estar no ha venido pero ya lo veré mas adelante, por eso hoy he estado con el de Manuel.
A mi me gusta esta actividad porque me gustan mucho los niños chicos porque son muy graciosos y quieren viajar a la luna en un cohete espacial, también me parece que esta actividad es perfecta porque así los mas pequeños puedan aprender a leer.
Espero que a final de curso seamos buenos amigos.

Lourdes García dijo...

Hoy hemos asistido a la clase de unos niños de primaria de tres años, con la intención de leerles un cuento. A cada uno les ha tocado su propio ahijado.


Mi ahijada se llama Alejandra, ella es bajita de melena rubia mas o menos por los hombros. Tiene los ojos color miel oscuro. Ella es muy guapa y amable, aunque es un poco tímida.


Cuando la conocí me gusto mucho la cogí de la mano y junto a mi amiga Julia ,que tuvo que venir conmigo porque su pareja faltó, nos dirigimos al patio. Allí nos sentamos en un banco y empecé a leerle mi cuento titulado “Pocoyó y los sonidos”. Cuando terminé le hice algunas preguntas sobre el relato y todas me las contestó. Después Julia le leyó su cuento. Y ya fuimos entrando a la clase. Me despedí de ella y volví a clase. ¡Qué bien que nos lo vamos a pasar el próximo día !

Paula. dijo...

Mi experiencia como apadrinadora lectora.

Hoy he vivido una experiencia maravillosa. Hoy y todos los viernes hasta fin de curso, seré la madrina de una niña llamada Diana.
Diana es una niña magnífica. Es muy atenta y mientras le leía un cuento ella escuchaba atentamente. Cuando e acabado de leerle, hemos estado charlando, y me ha contado que nació el mismo día que un niño llamado Antonio. Diana tiene el pelo corto, liso y castaño en el cual llevaba un precioso lazo de color rosa. Sus ojos eran marrones caramelo. Está ahora en el colegio Río Ebro, donde yo estuve cuando era pequeña.
Hemos pasado tres cuartos de hora juntas y me ha encantado conocerla y tener la oportunidad de ser su madrina. Soy una persona a la que le gusta mucho hacer amigos y Diana me ha parecido genial.
FIN.