30 de julio de 2010

TÍA CLARA.

"Los veranos en La Habana son muy calurosos y sofocantes, por eso en casa de Dorita dormían con las puertas de los balcones abiertas para que la brisa que venía del mar recorriera habitación tras habitación, invadiera todo y refrescara las blanquísimas sábanas de algodón"

En estos días todos estamos deseando coger nuestra maleta, meter en ella nuestros mayores deseos y salir a descubrir el mundo... Pero también esperamos impacientes la llegada de nuestros seres queridos para que nos cuenten, sentados tranquilamente delante de un café, qué maravillas han visto en cada uno de sus viajes, mientras los escuchamos espectantes de emoción.

Esto es lo que lo ocurre a Dorita y sus hermanos, que esperan impacientes en la Habana la llegada de la tía Clara, que dulcemente les narrará los hermosos lugares que ha visitado y que, además, les traerá una gran sopresa en su maleta azul... ¿qué será?...

Otra bella historia de la editorial Pintar-Pintar, con un texto sencillo y tierno de la cubana Aída Elizabeth Falcón Montes e ilustraciones de Sandra de la Prada.




JOSÉ CARLOS.

5 comentarios:

Pintar-Pintar Editorial dijo...

No podías haberlo descrito mejor. ¿Qué traerá Tía Clara en su maleta para sus sobrinos? :)

Aída dijo...

Gracias por abrir la maleta azul de las palabras que nos permiten viajar de un cuento a otro.
Aída Falcón Montes

ELENA dijo...

Estoy totalmente de acuerdo. Me parece una historia preciosa y muy tierna. Besos.

LUISTQT dijo...

AIDA GRACIAS A TI Y A PINTAR PINTAR POR OFRECERNOS ESTE MARAVILLOSO CUENTO EN EL QUE NOS REFLEJAMOS TODOS CUANDO SE ABREN ESAS MALETAS EN LAS QUE AMIGOS Y FAMILIARES NOS REGALAN VIENTOS DE OTRAS TIERRAS....A TRAVES DE SUS HISTORIA.

blanchette dijo...

me gusta mucho la maleta azul de tia clara,pero me gusta aun mas la de Aida.Siempre me lleva a lugares maravillosos.Ya estoy preparada para
el proximo...cuando?