6 de junio de 2017

PAYASOS EN EL HOSPITAL.


"Los payasos de hospital son faros
que iluminan la estancia hospitalaria,
con su presencia despiertan la parte sana del niño, 
que quiere jugar por encima de todo".

¿Sabéis que hay payasos de hospital capaces de cambiar un  día negro para convertirlo en un día de colores? ¿Sabes cómo consiguen sacar una sonrisa a los pequeños que pasan días y días en un hospital? Pues para explicar todo esto y dar a conocer la figura del payaso de hospital, esos ángeles que transitan por muchos hospitales del mundo inundando de color, magia y fantasía las plantas de pediatría, Francisco García-Bernardo Llanes, colaborador de la Asociación Clowntigo, nos trae esta dulce historia: "Payasos en el hospital", editado por Pintar-Pintar.


Todo comienza un lunes, cuando Inés camina por un largo pasillo blanco de la mano de sus padres. Tiene 5 años y echa muncho de menos su hogar, su habitación, sus juguetes... Y es que nuestra pequeña protagonista tendrá que pasar varios días en el hospital. Y para hacer su estancia más agradable aparecen en acción Tiritina y Pachucho, que tras preparar su maleta para la risa, repasan el resgistro de niños hospitalizados, dispuestos a que pasan un buen día, ya sea cantando, haciendo magia o cualquier otra cosa divertida.


Pero Inés no tiene ganas de hacer nada y no quiere salir de la habitación, como un caracol que no quiere salir de su concha, así que los dos payasos tendrán que esforzarse por hacer reir a la niña, como también animar a Mateo y Marta, sus compañeros de hospital, que como ella, tienen que pasar largas temporadas en él. Pero eso no será un problema para Tiritina y Pachucho, pues solo ellos son capaces de de convertir los largos pasillos de pediatría en un aeropuerto de aviones de papel o en un océano de pompas de jabón, sacando las risas de los más pequeños hacia el exterior.


La historia de Francisco García-Bernardo aparece acompañada en este fantástico álbum de las maravillosas ilustraciones de Francisco Pimiango, que hacen de complemento perfecto para que esta historia realmente te llegue al corazón, gracias a la dulzura que transmiten. No conocíamos la obra de este ilustrador asturiano, pero ya se ha convertido en uno de nuestros favoritos, sin duda.

El libro, además, tiene el valor añadido que después de la historia aparece un "Glosario de objetos de cabecera" que se pueden encontrar en un hospital. Eso si, desde la visión particular de estos payasos, que pueden convertir un objeto que nos puede austar un poco, como una jeringuilla, en un cohete, un sibmarino o un instrumento musical.

Además, con la compra de este libro harás posible que la Asociación Clowntigo dibuje sonrisas a niños hospitalizados.


JOSÉ CARLOS.

1 comentario:

Al calor de los libros dijo...

Una grandísima labor la que realizan los payasos en hospitales.
Bonito que este libro recoja una de esas experiencias.
Un abrazo