10 de agosto de 2013

EL CHICO DEL BOSQUE


A veces nuestros miedos hacen que nos paralicemos y no podamos crecer tanto personal, como emocionalmente. Estos miedos, son quizá fruto del desconocimiento en ocasionespor nuestra reticencia a querer avanzar o bien por la falsa creencia personal de que no somos capaces de afrontar los retos que se nos presentan.


Es cierto que debemos afrontar estos miedos por nosotros mismos, pero también en otras ocasiones la mano de alguien especial que nos acompañe es imprescindible y necesaria. En nosotros está poder vislumbrar la belleza de las cosas, solos o en compañía de otros.



El chico del bosque es feliz en su hogar. A veces lo visita su amigo del pueblo, a quien le descubre la belleza oculta de los árboles, los juegos de los animales y el canto de la noche, y a quien ayuda de esta manera a ir perdiendo el miedo que el bosque le inspira.

Así, van pasando el verano, el otoño, el invierno y la primavera, y su amistad se refuerza. Finalmente, a la llegada del siguiente verano, el chico del bosque comprende que ha llegado por fin ese momento que temía y esperaba: atreverse también él a alejarse de su hogar y partir al pueblo a visitar a su amigo. 


Nathalie Minne vuelve después del éxito de “El ladrón de palabras” con un nuevo libro de gran formato: "El chico del bosque", para descubrirnos los distintos matices por  los que pasa el bosque durante las estaciones. Un libro como su anterior obra, inundado por la poesía tanto en sus imágenes como en sus palabras. Estamos de nuevo ante una obra concisa pero llena de detalles, de nostalgia  y de una enorme sensibilidad.


Este apasionante viaje que emprenden los dos protagonistas los lleva sin ellos saberlo a forjar su amistad, al igual que todo florece poco a poco allá en el bosque. El bosque es suave y tierno es difícil dejarlo atrás, pero más allá de el está lo que tanto ansiaba…..Un amigo para toda la vida. Sin duda una hermosa historia sobre la amistad y las emociones que nos despierta la naturaleza.


"El chico del bosque" ha sido editado por la Editorial Edelvives.

LUIS.

2 comentarios:

Perfumes de imitacion dijo...

Bonita metáfora la amistad con el florecimiento del bosque.

Saludos!

Lisandro Ariel López Gamboa, dijo...

Hola,me gusta tu blog, los invito a visitar el mio. Saludos http://relatos-desvelados.blogspot.com.ar/